Filosofía del Cómic

3, septiembre 2004 at 12:37 pm Deja un comentario


Aunque todavía haya quien califique al cómic como género menor de la literatura, lo cierto es que sus trazados e historias han marcado una época y a más de una generación. Aunque realizar una historia detallada es una tarea casi más académica que periodística, sobre todo por las obvias cuestiones de espacio, ofrecemos un breve recorrido por los momentos más importantes del cómic mundial.

La historia del cómic es la historia de la evolución humana, el sueño de la razón hecho papel y tinta. Son muchos los que defienden que el comienzo del cómic se remonta ya a los jeroglíficos egipcios, donde el texto iba acompañado de imágenes. Pero, sin remontarnos tan atrás, lo que nosotros conocemos como cómic, o tebeo, nació en Estados Unidos en 1860. El “New York Journal” comenzó aquel año a publicar las historietas de The Yellow Kid de R.F. Outcault. Muchos fueron los que tomaron su humor y su sarcasmo como un requisito imprescindible para realizar buenos comics. Fue a finales de los años 20 y principios de los 30 cuando el cómic se hizo adulto, adoptó un dibujo mas realista, más académico, consagró las grandes sagas protagonizadas por personajes fijos, y asimiló los encuadres popularizados por el cine. Los años 30 fueron el momento de los grandes comics clásicos de Alex Raymond (Falsh Gordon, 1934), Lee Falk (El Hombre Enmascarado, 1936) , Harold Foster (El Príncipe Valiente, 1937) o del célebre TinTin de Hergé. Al llegar los años 60, con la creación de Marvel Comics, nacieron las viñetas el Cómic Book, un nuevo mundo de héroes y villanos de los que actualmente se alimenta el cine. Este fue el nacimiento de héroes como Spiderman.
Pronto el cómic ampliaría sus miras y se enriquecería en cuanto a géneros. Desde el cómic para niñas, hasta el de terror o el porno, pasando por los nuevos géneros de finales de siglo, como el manga japonés, la última revolución en el mundo de la viñeta, el cómic y su universo no ha dejado de crecer y expandirse.

Inevitable conocer

El víbora: Tras casi 25 años de historia a sus espaldas, esta mítica revista catalana ha dado por finalizada su edición. El bajo nivel de ventas ha propiciado la llorada desaparición de uno de los principales baluartes del cómic underground en España. En sus inicios la revista acogió historietas actualmente de culto, como “Erecciones generales” de un jovencísimo Almodóvar o los primeros dibujos de Mariscal.

Tintin: Es, sin lugar a dudas, el héroe belga por excelencia. Creado por Hergé en los años 30, Tintin, su perro Milú, el Capitán Haddock, Hernández y Fernández y los demás personajes que pueblan sus viñetas, forman ya parte de la memoria colectiva de un país y de una época. El joven periodista quedó huérfano con el reciente fallecimiento de su creador, al que le quedó el consuelo de haber creado escuela en el mundo del cómic.

Mortadelo y Filemón: En 1958, el más internacional de los dibujantes españoles, Francisco Ibáñez, dio a luz a una criatura bicéfala. Los singulares detectives de la T.I.A., Mortadelo y Filemón, veían el mundo por primera vez en los albores de los años 60. Desde entonces han sido traducidos a decenas de idiomas, han llegado a la gran pantalla y han seguido destrozando los nervios del súper-intendente Vicente.

Capitán trueno: El primer gran tebeo español nació de la colaboración de Mora y Ambrós, que se repartieron la tarea de dar vida al que fue uno de los personajes más carismáticos del cómic español. Desde 1956 este paladín de la justicia, defensor de los débiles, luchó contra el sectarismo, la ambición desmedida, la tiranía, la injusticia, la esclavitud, y la lujuria, acompañado de sus inseparables Goliath y Crispín y su eterna novia Sigrid.

El jueves: Sus personajes son ahora auténticos iconos de la cultura del cómic y del humor del país. Tras 25 años de pura imaginación descabellada, ‘El jueves’ es la publicación para adultos con más longevidad. En sus páginas coinciden las plumas más avezadas y las más nuevas. Forges, Enrique Ventura, Kim y Óscar, Albert Monteys, Manel Fontdevila y Mauro Entrialgo conviven pacíficamente en “la revista que sale los miércoles”.

El cómic en Galicia
Hablar del mundo del cómic en Galicia es hablar de la bienal de A Coruña, Viñetas desde O atlántico, donde, en los últimos años, se han dado cita los más conocidos dibujantes gallegos. Manel Cráneo, Kiko da Silva, Alberto Guitián, Jano, David Rubín y Alberto Vázquez, entre otros, son los nombres que destacan dentro de la historia del cómic en esta comunidad. En la anterior edición del Festival, que tuvo como tema inevitable el desastre del Prestige, se presentaron dos productos de elevado interés y cuya imagen representa el estado actual del dibujo gallego. H2OIL, tebeo reivindicativo en el que los sesenta y seis dibujantes gallegos ejercieron su libertad de expresión a través de la viñeta. La segunda fue Barsowia, que se ha definido como un tebeo genuinamente gallego, un muestrario de las aptitudes de los autores, entre los que destaca el coordinador Kike Benlloch. Este año las novedades han sido menores, pero la calidad del material presentado a aumentado considerablemente. La editorial Polaqia ha seguido afanada en la ardua tarea de publicar a autores gallegos como Emma Ríos o Gochi.

Publicado en FARO DE VIGO, el Viernes, 3 de septiembre de 2004

Anuncios

Entry filed under: Reportajes genéricos.

Entrevista a Pepón Nieto Entrevista a Eloy Azorín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Entradas recientes

Han pasado por aquí

  • 31,673 visitas

A %d blogueros les gusta esto: